lunes, noviembre 28, 2022

Semilleros que contribuyen al desarrollo regional

Los semilleros están en la capacidad de generar soluciones innovadoras mediante el desarrollo de actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación

En un ambiente de curiosidad, exploración, experimentación y auto reconocimiento tienen su génesis los semilleros de investigación. Estas comunidades de aprendizaje donde confluyen diferentes saberes y disciplinas tienen un propósito más allá de la formación integral, pues su rol con la sociedad es incidente, innegable y fundamental.

Los semilleros de investigación propician la generación de interrogantes que siempre han confluido en la interacción cotidiana con el entorno a fin de analizarlos y resignificarlos desde la generación de propuestas, estrategias y métodos que contribuyan a la solución de las problemáticas regionales inmediatas. Estos atributos formativos se articulan a los retos de país expuestos en el Plan Nacional de Desarrollo (2020-2023) y en las políticas de calidad del Ministerio de Educación (Decreto 1330 de julio 25 de 2019) en su propósito de incrementar el número de profesionales integrales e investigadores con habilidades suficientes para liderar procesos innovadores que aporten a los diferentes sectores de la sociedad, en su propósito de generar condiciones de desarrollo productivo y bienestar social.

Los semilleros y su articulación en la sociedad

Los semilleros de investigación cualifican en los estudiantes destrezas como la autonomía, la capacidad de explicar y predecir un fenómeno.

Se asumen como espacios que posibilitan el desarrollo de la crítica académica en donde el estudiante comprende la investigación desde un proceso de formación. Según el académico Luis Carlos Torres Soler, los semilleros de investigación tienen la capacidad de generar discusión e impactar la sociedad a nivel interdisciplinario, multidisciplinario y transdisciplinario.

De acuerdo al planteamiento del doctor Henry Rubiano Daza, director de Investigaciones de la Universidad Cooperativa de Colombia, sede Neiva, el rol de los semilleros de investigación en el desarrollo regional está ligado a su naturaleza misma de formar investigadores de pregrado que contribuyan al cambio generacional, a través del liderazgo de proyectos y propuestas pertinentes para la región. “Si bien es cierto, buena parte de las apuestas están marcadas en lo productivo, también hay un viraje mucho más hacia la parte social. No hay que olvidar que las apuestas productivas precisamente fortalecen competitivamente al departamento para ser económicamente fuerte”.

En la misma línea argumenta Oscar Muñeton, director de Investigación Desarrollo e Innovación de la Fundación Escuela Tecnológica (FET), al indicar que los semilleros de investigación a partir de la identificación de problemáticas, tanto sociales como del sector productivo, están en la capacidad de generar soluciones innovadoras mediante el desarrollo de actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Por su parte, Andrea Marín, directora de Investigaciones de la Universidad Antonio Nariño, sede Neiva, considera importante el rol que desarrollan los semilleros de investigación en el departamento, “ya que ejecutan proyectos de investigación que apuntan a la solución de problemáticas asociadas a diferentes sectores económicos, con especial énfasis en el turismo, agricultura, piscicultura, pilares claves de la economía regional; aunados a actividades de proyección social que permiten acercar la academia a la sociedad, al intervenir problemáticas sentidas como el desplazamiento forzado, discapacidad y pobreza.

Entre tanto, Elías Francisco Amórtegui Cedeño, director general de Investigaciones de la Universidad Surcolombiana, sostiene que son los semilleros de investigación procesos fundamentales para el desarrollo regional, en cuanto se constituyen en escenarios donde las universidades cultivan investigadores en diferentes áreas de estudio; más allá del currículo, los semilleros se enfocan en pensar las necesidades del departamento del Huila, las características de sus cabeceras municipales (claramente de índole agrícola) y las diversas problemáticas sociales.

Para Amórtegui, los semilleros de investigación cualifican en los estudiantes destrezas como la autonomía, la capacidad de explicar y predecir un fenómeno, de construir un andamiaje metodológico para abordar un problema, fortalecen habilidades de lectura, escritura y producción de conocimiento a través de la elaboración de ponencias, artículos, capítulos del libro; cualidades que les permiten a los estudiantes construir y desarrollar proyectos de investigación de alto impacto desde sus intereses y los de la sociedad.