domingo, noviembre 27, 2022

Semillero de investigación: una experiencia que debes vivir

De curiosidad y conocimientos se alimenta la experiencia de los semilleros de investigación. Un mundo infinito de posibilidades donde jóvenes construyen expectativas de futuro personales y profesionales con sentido de pertenencia regional.

Más que espacios extracurriculares de formación con métodos y diseños, los semilleros de investigación son etapas memorables de la vida universitaria, en donde se aprenden valores esenciales para el ejercicio profesional y se retroalimenta con base en la amistad y el trabajo en equipo.

Entre el desconocimiento y la curiosidad

 

                                                                                                        Marly Johana Franco Silva, estudiante de Psicología

Cuando Marly Johana Franco Silva, estudiante de Psicología en la Corporación Universitaria Minuto de Dios (UNIMINUTO) descubrió el mundo de los semilleros de investigación cursaba segundo semestre y pensaba que la investigación sólo era asunto de Sherlock Holmes y las novelas policíacas. Y fue precisamente su curiosidad latente la que terminó por sumergirla en el semillero de investigación Neuropsicosalud.

“Siempre he sido una persona muy curiosa, pero el concepto de investigación estaba muy desdibujado en el colegio, no fue hasta que estuve en el segundo semestre en la asignatura del profesor Henry Rebolledo, ´Introducción a la investigación´, que comprendí de qué se trataba; de alguna manera su paciencia y espíritu investigativo me inspiró a ver esta área desde otra óptica. Posteriormente, en cuarto semestre, en la clase de ´Procesos Cognitivos Superiores´, de la docente Diana Carolina Chávarro Barrera, me adentré en el mundo maravilloso de los semilleros”, explica la futura psicóloga.

Un acercamiento similar a la investigación académica tuvo Breiner Arneth Barreto Pardo, Administrador en Salud Ocupacional egresado de la UNIMINUTO sede Garzón, a quien la habilidad de la maestra María Margarita Pérez Cabrera lo condujo al ambiente de aprendizaje del semillero de investigación Administración en Salud Ocupacional y Calidad Ambiental (SISOCA).

“Mi inquietud fue cómo se estaba manejando la bioseguridad de los trabajadores en la piscicultura, un asunto que no se había manejado en el sector rural de donde provengo. Fue como el primer interrogante que se me dio. Y de ahí en adelante empezaron a surgir ideas, dudas, preguntas al respecto que en el transcurso de la carrera se fueron resolviendo”, recuerda el Administrador.

En el caso de Yeimi Katerin Munar Torres, estudiante de Licenciatura en Pedagogía Infantil en UNIMINUTO Pitalito, visualizar posibilidades en la investigación para promover la inclusión y mejorar estrategias y modelos de enseñanza la llevaron a vivir la experiencia del semilleros de investigación SILA, a través del proyecto “Modelo praxológico como estrategia pedagógica para la inclusión social de comunidades indígenas del sur del Huila”.

“Yo antes de iniciar el Semillero no había estado en ningún proyecto de investigación, aun así, en la universidad, desde que se inicia la carrera, presentan todo el énfasis de la importancia de la investigación, de todo lo que uno puede lograr haciendo investigaciones, lejos de la visión errónea de que se trata de algo muy complicado, sino como un asunto que nos compete a todos a diario, y más cuando uno se va a dedicar a las labores educativas”, manifiesta la estudiante de Pedagogía.

                                                                                                                 Néstor Julián Moyano Medina Uniminuto Garzón

A Néstor Julián Moyano Medina el sentido de pertenencia por el campo y la pasión por el café lo conectaron fácilmente con ser investigador académico en el Semillero de Investigación en Ciencias Empresariales (S.I.C.E.) durante su proceso de formación profesional.

“Cuando me radiqué en Garzón encontré que los profesores tienen una dinámica de trabajo que para mí es muy llamativa y lo motivan a uno a acercarse a espacios de investigación para generar conocimientos. Como yo soy del campo y me apasiona mucho el café, he venido indagando sobre procesos alrededor del sector”, afirma el joven.

Aprendizajes y valores

En medio de jornadas de trabajo donde afloran los interrogantes, las hipótesis, las reflexiones, las vivencias del trabajo de campo, la pericia de la indagación teórica, las puestas en escena en eventos académicos y ferias de organizaciones como la Redcolsi, la Red de Instituciones de Educación Superior, el proyecto Gestores de Conocimiento y la Uniminuto, Breiner, Marly  Yeimi, Néstor y cientos de jóvenes apasionados por la investigación han construido aprendizajes y aportado al conocimiento de la región.

                                                                                      Breiner Arneth Barreto Pardo, Administrador en Salud Ocupacional

“Todo ha sido muy bonito, una excelente experiencia con la investigación que me ha inculcado el compromiso, el liderazgo, la solidaridad con los demás compañeros. Valores que actualmente me ayudan en otros proyectos profesionales”, sostiene Breiner Arneth Barreto Pardo.

A su vez, Marly Johana Franco Silva considera que su experiencia de semillero de investigación es bastante grata, le ha brindado importantes aprendizajes y le ha permitido abrirse a la socialización a través de exposiciones en eventos académicos. La responsabilidad, la constancia, la determinación son valores que ha forjado siendo investigadora.

En este punto, Néstor Julián Moyano Medina coincide en que ser parte de un semillero de investigación le ha transformado la vida a nivel personal y profesional. En su concepto, es una persona más reflexiva, perseverante, que trabaja en equipo y está comprometida con la generación de conocimiento esencial para su entorno social.

Gracias a su vinculación al semillero de investigación SILA, Yeimi Katerin Munar Torres, comprendió que más que ser un profesional que dicta una clase, es un maestro responsable, honesto, que escucha y tiene la capacidad de aprender de su entorno. “Cuando uno está con ellos (estudiantes) se da cuenta que los contextos de los que provienen son complejos, basta con detenerse un momento y sentarse a dialogar para darse cuenta que a veces no han comido y tienen preocupaciones que no les permiten concentrarse en el aprendizaje. Entonces se da uno cuenta que para poder hacer un cambio hay que contextualizarse y ser humano”, narra.

No lo pienses dos veces

Mientras continúa saciando su conocimiento sobre el agro y trabaja en su emprendimiento de café tostado y molido denominado ´Café Tropical del Huila´, la invitación de Néstor a estudiantes y futuros universitarios es a que se vinculen a los semilleros de investigación: “campos de puertas abiertas al conocimiento”.

                                                                                        Yeimi Katerin Munar Torres, estudiante de Licenciatura en Pedagogía

Por su parte Yeimi ofrece el mismo consejo que sus tres primos (también pedagogos) le dieron en su momento: “vivan la experiencia y se darán cuenta que con disciplina es una oportunidad que les dejará demasiadas enseñanzas, no solo conceptuales también humanas. La investigación no es complejidad, está al alcance de todos”.

Breiner no se queda atrás y considera que pertenecer a un semillero de investigación es una muy buena idea. “A partir de ahí es donde se empieza a conocer, a preguntar de qué trata realmente la carrera y cuáles son los temas que están tocando actualmente. Decirles que aprovechen esos espacios”, invita.

“No lo piensen dos veces – recomienda Marly-.yo siempre le digo a mis compañeros, y estudiantes nuevos, que si realmente se quieren arriesgar los semilleros son la opción, una inversión académica a futuro”.